Datos personales

Mi foto
Bienvenido al blog de Anton Baron. Contacto en Facebook: Anton P. Baron y Anton Baron Publicaciones. Twitter: @antonbaron. Instagram: @anton_baron.

jueves, 5 de diciembre de 2019

“Ideología de género” en los textos escolares en Paraguay


En vista de los persistentes ataques y acusaciones por parte de grupos ultra-conservadores de nuestra sociedad, que afirman que algunos de mis libros de texto escolares promueven la supuesta “ideología de género”, me veo obligado a presentar esta breve explicación al respecto y desmentir tales acusaciones. 

Etnografía: comienzan los estudios de género 

En el año 1914 el antropólogo polaco Bronislaw Malinowsky viajó a Papúa Nueva Guinea donde convivió con los nativos y observó sus formas de vida y costumbres. Producto de esta experiencia fueron las primeras investigaciones etnográficas, como “La vida sexual de los salvajes” y otros escritos. Se describieron de esta manera formas de comportamiento, costumbres, ideas y puntos de vista muy diferentes de los que el hombre occidental estaba acostumbrado: los rituales de apareamiento, las  manifestaciones de atracción erótica o de repulsión, la conformación familiar, las relaciones madre-hijo, las conformaciones familiares y un sinfín de otros factores.
 
A partir de estos primeros estudios de Malinowsky se hizo imprescindible incluir en los libros de texto de antropología y luego en los de las otras ciencias sociales como política, sociología, ética, etc., los temas relacionados con el género y la sexualidad humana; se hizo una distinción entre los factores biológicos o anatómicos que diferencian al hombre de la mujer, y los que son de orden psicológico, social y cultural; esta distinción entre  el sexo y el género se hizo entonces fundamental ya que muchas de las diferencias entre varones y mujeres no tienen un origen biológico. 

Por lo anteriormente expuesto, hoy en día en cualquier Introducción seria a la Sociología o la Antropología Cultural el lector necesariamente encontrará apartados como “Sexo frente a género”, Las jerarquías de género, El rol de la mujer en diferentes culturas, Las prácticas de sexualidad, Género y sexualidad, Socialización del género, entre otros. 

Paraguay y el MEC

Esta dinámica de género frente al sexo no solamente se observa en las distintas culturas sino que también ocurre dentro de la misma sociedad a través del tiempo. Para no ir muy lejos, la sociedad paraguaya es, en este sentido, un buen ejemplo: la mujer paraguaya, antes relegada casi exclusivamente a la procreación, las tareas domésticas, sin gozar de derechos políticos y civiles, hoy en día cada vez más desarrolla su potencial, estudia, se profesionaliza, vota en las elecciones y es candidata para ser votada. Todo esto gracias al cambio de rol que la mujer experimentó en la sociedad paraguaya en los tiempos recientes: biológica y anatómicamente siempre la misma, pero diferente social, cultural y sicológicamente.  

Como es natural, el Ministerio de Educación y Ciencia de nuestro país incorpora esta problemática dentro de los diferentes Programas Curriculares de las distintas asignaturas relacionadas con las ciencias sociales, ya que precisamente son los conocimientos científicos que se pretende compartir con los alumnos en las escuelas y los colegios. He aquí algunos ejemplos: en Antropología Social, al estudiar los cambios sociales en la familia se debe tocar el tema de los movimientos de las mujeres como factor social de cambio sociopolítico; la materia Formación Ética y Ciudadana se ocupa de problemas identidarios relacionados con sexo y género; Filosofía del 2º Curso estudia la capacidad de aplicar los conceptos de libertad e igualdad en la perspectiva de género; en Sociología se aprende de la construcción social de género, entre otros temas.

Ideología y ciencia 

No obstante, como ya lo había mencionado al inicio, la presencia de estos temas en los libros de texto escolares, por demás obligatoria si se quiere desarrollar los programas vigentes, genera las acusaciones sobre la presencia en ellos de la supuesta “ideología de género”. Los miembros de los mencionados grupos que se encargan de generar estas confusiones, por lo visto ignoran la diferencia básica que existe entre la ciencia y la ideología: mientras que esta última se define como un conjunto de ideas, emociones y creencias colectivas, la ciencia es un sistema de conocimientos sobre los fenómenos naturales o sociales que los estudia, investiga e interpreta. En este sentido se dice que la ciencia debe ser libre de las ideologías o estar por encima de ellas. 

Consecuentemente, quisiera afirmar enfáticamente que aquellos libros míos que son el objeto de ataques por parte de aquellos grupos, no promueven ideologías algunas ni adoctrinan a nadie: simplemente reproducen los resultados de las investigaciones científicas de campo de las ciencias sociales que, como vimos, se iniciaron ya hace más de 100 años, y hoy en día se conocen como estudios o perspectivas de género (gender studies, en inglés). Dichos estudios constituyen un campo científico interdisciplinario, cuyo tema central es el género, que abarca sus diferentes aspectos, como la identidad de género, estudios sobre la mujer y el feminismo, los roles de género en diferentes culturas y sociedades, los estudios sobre LGBT, la sexualidad humana, entre otros. 

Resumiendo, antes que adoctrinar, como autor de libros me propongo más bien abrir la mente de mis lectores, hacerles reflexionar, ser críticos, propulsores de un cambio social en el Paraguay: que en el futuro cercano construyan un país mejor, más inclusivo y justo, con un nivel educativo que abandone los últimos puestos del mundo, y mediante esto, las ideas conspiracionsistas como la supuesta “ideología de género” que simplemente no existe y fue inventada para promover más bien otras ideologías conservadoras, enemigas del cambio social, discriminativas y anti-derechos, a veces hasta con el tinte fascista.

2 comentarios:

  1. Esta confusión seguirá por mucho tiempo , pues la ģente se cierra en su idea contraria

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente. Esta idea se instauró en tiempos relativamente recientes porque estos contenidos yo desarrollaba en mis textos ya hace más de 20 años y a nadie se le ocurría hablar de esta supuesta ideología.

    ResponderEliminar